Características más importantes del vestuario laboral para combatir el frío

Características más importantes del vestuario laboral para combatir el frío - Torsesa

La seguridad y la protección son aspectos fundamentales a la hora de elegir el vestuario laboral para combatir el frío. Son muchos los trabajadores que ejercen su labor profesional en condiciones extremas y, por ello, la ropa de trabajo que utilicen debe proporcionarle cierta garantía en aquellas situaciones de riesgo que puedan surgir por las bajas temperaturas.

La exposición a estas condiciones durante un tiempo determinado puede ocasionar múltiples daños en el sistema orgánico. Es por ello que todo trabajador en contacto directo con un ambiente gélido deberá conocer cuáles son los efectos perjudiciales que el frío puede ocasionar. Por otro lado, deberá contar con conocimiento previo de los Equipos de Protección Individual (EPI) existentes contra este tipo de situaciones. De esta manera, podrá asegurarse la realización de un correcto ejercicio en su puesto laboral.

En la actualidad, podemos encontrar todo tipo de ropa adaptable a exposiciones térmicas extremas. A continuación, podrás conocer algunos aspectos referentes al tema.

¿Quién regula el vestuario laboral para frío?

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene del trabajo es el organismo que se encarga de regular el uso del vestuario laboral para combatir el frío. Según esta institución, los trabajadores deberán protegerse de las bajas temperaturas siguiendo aquellas instrucciones dadas por las siguientes normativas:

  1. UNE-EN 14058:2017. Ropa de protección contra ambientes fríos. Hace referencia a las prendas simples que protegen el cuerpo en un escenario frío. Suelen ser Equipos de Protección Individual (EPI) de la Categoría I, considerada una categoría elemental en equipos de protección.
  2. UNE-EN 342:2017. Esta norma regula el vestuario laboral para frío en temperaturas extremas bajo cero. Dependiendo de para qué intervalo de temperatura estén diseñadas, serán EPI de Categoría II o III.

La preceptiva y obligatoria evaluación de riesgos determinará, según varios factores como riesgo o uso, el tipo de ropa de protección que se requerirá en cada momento. También se identificará la necesidad o no del uso adicional de otros EPI.

Así, la primera norma especifica los requisitos que tienen que cumplir las prendas simples (componente individual de un conjunto de ropa, que proporciona protección de la parte que cubre), destinadas a proteger de temperaturas iguales o mayores de -5°C, sin incluir cubrecabezas, calzados ni guantes.

Por su parte, la segunda norma se aplica en situaciones de entre -5 y -50 ºC.

La resistencia térmica de una prenda se podría definir como la oposición que los materiales que la constituyen ofrecen al paso de un flujo de calor. De este modo, se clasifica el vestuario laboral en 3 grupos (1,2,3), donde a mayor número, mayor resistencia térmica del material y mayor protección contra el frío.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir vestuario laboral para frío

A la hora de seleccionar el vestuario laboral, hay que contar como referencia con los siguientes consejos sobre seguridad laboral:

  • Uso de prendas transpirables para la mayoría de los casos.
  • A menor temperatura ambiental y mayor la velocidad del viento, menor debe ser la permeabilidad al aire que se requiera.
  • En condiciones de lluvia, es recomendable el uso de ropa con capas impermeables.
  • Hay que tener en cuenta que el aislamiento térmico suele ser mayor conforme aumenta el grosor de los tejidos. A su vez, reduce la capacidad de movimiento y el confort de la persona que viste la prenda. Por ello, una sobreprotección o un aislamiento excesivo puede provocar un sobrecalentamiento del usuario al no poder eliminar el exceso de calor.

En Torsesa, como empresa especializada en distintos sectores industriales, disponemos de una amplia gama de prendas categorizadas de vestuario laboral para combatir el frío. Éstas, además de reunir las características exigidas por las distintas normativas, son prendas que aportan al trabajador confort y comodidad.

Imagen: Freepik

Registrado en Safe Creative